miércoles, 20 de mayo de 2015

La primera expedición científica de la historia

Un enviado de Felipe II partió en 1570 hacia América para aprender los remedios medicinales centenarios, experimentarlos con los indios como cobayas humanas y explotarlos en Europa.
Edición de la obra de Hernández por la Accademia dei Lincei en 1651 
Fue “un Galileo Galilei de las ciencias naturales”, “un Hernán Cortés científico”, y sin embargo hoy no lo conocen ni en su pueblo, ni en España, ni mucho menos en el resto del mundo. Francisco Hernández, nacido en La Puebla de Montalbán (Toledo) en 1517, zarpó desde el puerto de Sevilla en 1570 para acometer la primera expedición científica de la historia. Por primera vez un rey no enviaba sus barcos para matar o expoliar, sino para “hacer la historia de las cosas naturales” de tierras remotas. Y Hernández regresó de América siete años después con mil folios de texto en latín acompañados de 2.000 fabulosas ilustraciones, con descripciones de unas 3.000 plantas y más de 500 animales.
¿Quieres saber más? Da clic aquí

lunes, 18 de mayo de 2015

La palabra Biología, su origen

La palabra Biología aparece escrita por vez primera en un texto de Hanov en 1766 titulado Philosophiae naturalis sive physicae dogmaticae: Geologia, biologia, phytologia generalis et dendrologiam vel terrae, rerum viventium et vegetantium in genere atque arborum scientiam, publicado en Halle (Alemania). A continuación ,…. la palabra desaparece de los textos escritos y vuelve a aparecer en 1802 en dos ocasiones independientes, que son:

·         Biologie oder Philosophie der lebenden Natur für Naturforscher und Aertze, texto de Treviranus, publicado en Göttingen, e
·         Hydrogéologie de Lamarck, publicado en Paris.

Es en la obra de Lamarck (1744-1829), en donde aparece la definición de Biología:
Ainsi toutes ces considérations partagent naturellement la physique terrestre en trois parties essentielles, dont la première doit comprendre la théorie de l’atmosphère, la Météorologie ; la seconde, celle de la croûte externe du globe, l’Hydrogéologie; la troisième enfin, celle des corps vivans, la Biologie.
Así todas estas consideraciones reparten naturalmente a la física terrestre en tres partes esenciales, de las cuales la primera debe comprender la teoría de la atmósfera, la Meteorología; la segunda, la de la corteza externa del globo, la hidrogeología; la tercera, en fin, la de los cuerpos vivos, la Biología.

Biologie (la): (voyez p. 186.) C’est une des trois parties de la physique terrestre; elle comprend tout ce qui a rapport aux corps vivans, et particulièrement à leur organisation, à ses développemens, à sa composition croissante avec l’exercice prolongé des mouvemens de la vie, à sa tendance à créer des organes spéciaux, à les isoler, à en centraliser l’action dans un foyer, &c.

Biología (la): Es una de las tres partes de la física terrestre; comprende todo lo que se relaciona con los cuerpos vivientes, y particularmente su organización, sus desarrollos, su composición creciente con el ejercicio prolongado de los movimientos de la vida, su tendencia a crear órganos especiales, a aislarlos, a centralizar su acción en un hogar,…..
Urge por lo tanto, de momento, reconocer que Lamarck es el padre de la biología, aunque su criatura no se desarrollará hasta muchos años después, por ser su autor un adelantado a su tiempo.
Habrá que ir reconociendo también lo mal tratado que su genio ha sido por la historia, ¿por qué?…. En primer lugar precisamente por eso: por ser Lamarck un adelantado a su tiempo, y porque quienes pecan de exceso de talento o de inteligencia pueden ser castigados con el maltrato de sus contemporáneos, primero y a menudo también de la historia, después. Lamarck era un adelantado porque su tiempo era más propio de la Historia Natural que de la biología. Cuvier (1769-1823), profesor como Lamarck en el Jardin des Plantes era más conservador que Lamarck y su división del Reino Animal en cuatro Grupos (vertebrados, moluscos, articulados y radiados) siguiendo planes estructurales de organización está presente en toda la obra de Historia Natural publicada a lo largo del siglo XIX. Los libros de texto, la organización académica en general, en una palabra, la episteme, a lo largo del siglo XIX son más próximos a la Historia Natural de Cuvier, a la clasificación y ordenación de los objetos de la naturaleza que la búsqueda de cuantos motivos comunes hay en ellos (biología). Como disciplina coherente, la biología no existió hasta mucho después. No hubo libros de biología hasta muy a finales del siglo XIX ni Facultades de Biología hasta ya entrado el siglo XX. Si además, consideramos que la Biología es una disciplina experimental, la historia del siglo XIX está llena de hitos, personas, experimentos, situaciones que fueron necesarias para que pudiese desarrollarse la Biología, a la par que se daba el cambio en el concepto de lo vivo.

Nota añadida el 14 de Noviembre de 2009:
Leyendo el libro 

“La Corona de las Ciencias Naturales. La medicina en el tránsito del s XVIII al XIX” de Elvira Arquiola y Luis Montiel, he encontrado  (p 161) que la palabra Biología puede leerse también en la obra de Th. G. A. Roose (1771-1803) titulada Grundzüge der Lehre von der Lebenskraft (Fundamentos de la doctrina de la fuerza vital) publicada en 1797 así como también en la obra de Burdach (1776-1847) titulada Propädeutik zum Studium der gesamten Heilkunst- Ein Leitfaden akademischer Vorlesungen (Propedeutica para el estudio de la medicina general. Un guión para las lecciones académicas) de 1800.

(Artículo integro de Emilio Cerventes publicado en Madrid Ciencia y Tecnología en el 2007)

miércoles, 13 de mayo de 2015

La pared celular

La pared celular de vegetales es una cubierta externa que envuelve completamente las células vegetales. Su función principal es la de dar soporte a las células vegetales, impidiendo que modifique su estructura. Otros seres vivos presentan pared celular, como los hongos y las bacterias. Cada uno de estos grupos presenta una pared celular diferente de los otros, tanto en su composición como en su organización estructural. La composición de la pared vegetal está formada principalmente por celulosa, un polímero lineal de glucosa muy difícil de digerir por los seres vivos. Puedes leer más sobre la composición de la pared celular en su propio artículo aquí (próximamente).

Vista al microscopio electrónico de la pared celular vegetal

La pared celular de vegetales se divide internamente en varias secciones ordenadas, llamadas laminilla media, pared secundaria y pared primaria.
La pared primaria se encuentra en todas las células vegetales y está formada por capas superpuestas de microfibrillas de celulosa (se denominan fibrillas al resultado de la unión por puentes de hidrógeno de varios polímeros de celulosa, a la unión de varias fibrillas, microfibrillas). Las microfibrillas de celulosa se superponen formando una matriz de microfibrillas dispuestas al azar, de este modo se apilan entre 3 y 4 capas de microfibrillas. Estas fibrillas representan alrededor del 20% de la pared primaria. Entre las microfibrillas de celulosa encontramos proteínas solubles, con función enzimática y proteínas estructurales, que se anclan a las fibrillas.
La pared primaria permite el crecimiento celular. Cuando una célula vegetal se divide en dos se genera el fragmoplasma. Se excretan fibrillas de celulosa al exterior para generar la pared primaria, encargada de separar a las dos células hijas. Durante el crecimiento de la célula las fibras de celulosa se van separando entre ellas, permitiendo el aumento del volumen de la célula a razón de la presión ejercida por la membrana celular.
En algunos tipos celulares encontramos la pared secundaria. Al microscopio la pared secundaria es muy refringente, debido a su composición. Una vez detenido el crecimiento de la célula, con las fibras de celulosa bastante separadas, algunos tejidos empiezan a sintetizar la pared secundaria. Ésta se sitúa en la inmediación de la membrana plasmática como resultado de la evaginación de vesículas que contienen sus componentes al espacio extracelular. La pared secundaria contiene además de una mayor cantidad de celulosa que la pared primaria, lignina y/o suberina.
Se divide a su vez en tres capas: S1 o capa externa, S2, intermedia y S3, la capa más interna. Estas capas si distinguen por la orientación de las microfibrillas. Las fibrillas de la capa S2 corren casi perpendicularmente a las de las capas S1 y S3. En determinadas células especializadas pueden existir más de 3 capas, como es el caso del algodón o el lino.

Finalmente, la laminilla media corresponde al espacio intercelular, por encima de la pared primaria. Su composición es peptídica, aunque en los tejidos leñosos generalmente se lignifica. Contiene ácido péptico, iones metálicos y ácido galacturónico. La laminilla media es lo que mantiene a las células unidas cuando pertenecen a tejidos jóvenes, aunque con la edad se va volviendo más tenue a causa de la unión creciente de las paredes primarias de las células.

(Información tomada de La Guía)

lunes, 11 de mayo de 2015

viernes, 8 de mayo de 2015

jueves, 7 de mayo de 2015

Daltonismo

El daltonismo ocurre cuando hay un problema con los pigmentos en ciertas células nerviosas del ojo que perciben el color. Estas células se llaman conos y se encuentran en la capa de tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo, llamada la retina.

Si sólo falta un pigmento, usted puede tener dificultad para diferenciar entre el rojo y el verde, que es el tipo más común de daltonismo. Si falta un pigmento diferente, usted puede tener dificultad para ver los colores azul y amarillo. Las personas con daltonismo para los colores azul y amarillo con frecuencia tienen problemas para identificar también los colores rojos y verdes.
La forma más grave de daltonismo es la acromatopsia. Se trata de una rara afección en la cual una persona no puede ver ningún color, solamente sombras de gris. 
La mayoría de los casos de daltonismo se deben a un problema genético. Muy pocas mujeres son daltónicas y aproximadamente 1 de cada 10 hombres sufren alguna forma de daltonismo.

(Información tomada de Medline Plus).

martes, 5 de mayo de 2015

Recursos para navegar en el cuerpo humano en 3D

Lista de 5 recursos TIC para poder "navergar" dentro del cuerpo humano:

Para acceder dar clic aquí
Para acceder dar clic aquí
Para acceder dar clic aquí

Para acceder dar clic aquí

Para acceder dar clic aquí

martes, 21 de abril de 2015

Almacenando información en ADN

Científicos de Harvard en los Estados Unidos, logran almacenar el equivale a a 70 mil millones de libros en ADN con un tamaño del área del pulgar.

Con este método, 4 gr de ADN podrían almacenar toda la información que la humanidad genera en un año.

Para saber más, da clic aquí



martes, 14 de abril de 2015

El ámbar

No solo es bonita en collares y en anillos, al ámbar tiene un gran interés científico, como podemos ver en el siguiente video: